Interés General
Autor: YoPublico.cl , 28 de julio de 2020

Spyxan, la app que permite monitorizar lo que tu hijo hace con su celular

Compartir

Regalar un Smartphone o una tableta a un menor de edad puede no ser la mejor idea.

Lo cierto es que no parece que este consejo cunda entre los padres, pues no solamente es cada vez más usual este tipo de regalos entre los pequeños, sino que, además, la edad de los niños a quien se les está regalando estos dispositivos es cada vez menor.

Es cierto que estos aparatos tienen algunas ventajas, como la aceleración de la formación del cerebro en los más pequeños, pero los riesgos son muchos. La obesidad provocada por el sedentarismo y la alteración del sueño son dos claros ejemplos. Todo esto ha alertado a los médicos. Por ejemplo, la Asociación Canadiense de Pediatría dio a conocer un estudio que asegura que los niños de 0 a 2 años no deben tener contacto con la tecnología, mientras que los menores de 3 a 5 años deberían usar un dispositivo móvil no más de una hora diaria. De los 6 a los 18 años, la restricción debería ser de dos horas diarias.

Sabemos que esto es así

El debate sobre los celulares en manos de niños está abierto desde hace ya algo más de una década. Por un lado, existen expertos que se postulan a favor, tanto por sus beneficios para la activación de su mente e inteligencia, como por el simple hecho natural de que la tecnología debe formar parte de su día a día. En pocas palabras: es la época que les ha tocado vivir.

Por otro lado, tenemos a expertos que plantean limitar el uso porque alertan de determinados peligros, como el ciberacoso. Lo cierto es que es usual encontrar en la red peleas de niños o adolescentes que sus compañeros han grabado con sus Smartphone, sin intervenir en ningún momento para evitarlo. También comentan la necesidad del control del uso de estos dispositivos por parte de los padres, algo que no ha sido tenido en cuenta por parte de plataformas de desarrollo de software y apps hasta hace más bien poco.

 

Nuestros hijos pueden estar acostando de manera cibernética a compañeros o pueden estar sometidos a este tipo de prácticas y, nosotros, como padres, ser ajenos totalmente a este hecho. Pero somos responsables de ello: hemos sido nosotros mismos los que les hemos puesto en las manos la herramienta para este acoso: esa Tableta o este celular regalado por su cumpleaños o por Navidad.

Las tremendas cifras

De la misma manera que los dispositivos de telefonía inteligente han incrementado su penetración en el mercado entre los más jóvenes, también ha crecido la cifra habitual que los responsables de infancia y juventud tienen controlada de acoso, el denominado internacionalmente “bulling”.

 

Los datos son abrumadores. A los años, sólo un 25% tiene móvil, pero a los 11 años ya pasan a tenerlo un 45%. A los 12, un 75% y a los 15, nueve de cada 10 niños tiene móvil. A nivel mundial, la mayoría de hogares, un 52% ya dispone de Tableta y el 80% de los hogares tiene acceso a Internet.

En el caso de América Latina, en palabras del Doctor Javier Miglino, Director de la ONG Internacional Bulling sin fronteras, “ya no ocurre como antaño, en que padecían acoso escolar aquellos con mayor rendimiento escolar o atributos físicos. Ahora cualquier motivo es una excusa para el bulling y para dañar, recibiendo las víctimas golpes, amenazas, burlas y ciberacoso en las redes sociales por la sola publicación de una imagen”.

No solo acoso

Pero el mal uso del celular no se limita al abuso de compañeros de edad. Las cifras de menores adictos al juego online en el mundo crece, año a año de manera exponencial y son cada vez más escandalosas las cifras de depredadores sexuales al acoso de menores a los que extorsionan.

¿Cómo podemos cambiar esta situación? Los expertos recomiendan tomar medidas de control desde el minuto 0 en el que se regala este tipo de dispositivos a los menores. Ya hemos visto las horas de uso según las edades, pero sabemos lo complicado que resulta controlar ese uso, sobre todo cuando hablamos de padres trabajadores que no pueden supervisar el uso diario de los celulares de sus hijos.

Afortunadamente, esa tecnología que puede resultar tan dañina, también ofrece soluciones, como Spyxan, una app que, instalada en los teléfonos inteligentes de los padres, puede llevar a cabo un control parental del uso que realizan nuestros hijos de esos dispositivos: desde poder saber su ubicación en todo momento, a poder monitorizar descargas, usos de dato o archivos compartidos.

Esta app permite saber, en todo momento y en tiempo real, el uso que está haciendo nuestro hijo, saber a quién llama, qué mensajes emito o recibe. Con ello, podemos atajar, tanto comportamiento no deseados como acosador, como no deseables como menor acosado.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel